Artículo de opinión de Manu Ayerdi: Aproximación a las cuentas de Navarra (III)

Abordemos, para terminar esta trilogía, el estudio del Plan Económico-Financiero de reequilibrio presupuestario para la Comunidad Foral de Navarra 2012-2014. La versión disponible en la página Web del Gobierno tiene fecha de 16 de mayo de 2012, y se ha formulado para que el Estado, tras su análisis, acepte que Navarra pueda tener como objetivos de déficit para 2012, 2013 y 2014, el 1,5%, el 1,1% y el 1,0% del PIB respectivamente. Es un documento de 48 páginas con tres apartados principales: el primero, la explicación de por qué y para qué se elabora el documento; el segundo, el análisis de la situación pasada (2009-2011) y el tercero, la evolución prevista para el periodo 2012-2014. Analizaremos este último.

La primera conclusión, y de gran importancia, es que se trata de un documento sin actualizar, ya que el Gobierno ha tomado en cuenta el primer ajuste aprobado por UPN y PSN de 54 millones, pero no el segundo, ya en solitario de UPN  de 132 millones, que es posterior al 16 de mayo. Además, como es obvio y lógico, ya que es demasiado reciente, no tiene en cuenta las nuevas decisiones del gobierno de Rajoy tomadas durante los Sanfermines. Es decir, no considera, por ejemplo, ni el impacto en los ingresos de la subida del IVA, ni el impacto de los nuevos objetivos de déficit para 2013 y 2014 del 0,7% y del 0,1% del PIB, sorprendentemente apoyados por UPN en “pleno ejercicio de nuestro autogobierno”.

La segunda conclusión, consecuencia directa de la anterior, es que el Gobierno ha considerado una estimación de recaudación para 2012, suma de impuestos directos e indirectos, de 3.102 millones, cuando el propio Gobierno ya nos ha anunciado que su última estimación es de 3.011 millones. Este dato es especialmente relevante, ya que, en el plan, las previsiones de recaudación del Gobierno para 2013 y 2014 son respectivamente de 3.157 y 3.258 millones, a las que se alude en una línea diciendo que “En 2013 se prevé un ligero repunte y para el año 2014 se volverán a alcanzar tasas de crecimiento más acordes con la estructura de nuestra economía”. Es obvio que a la vista de la nueva estimación del Gobierno, 3.011 millones para 2012, e incluso a la vista de las últimas estimaciones macro de medio plazo, las previsiones de recaudación del plan, pero no sólo para 2012, sino también para 2013 y 2014 no son fiables. Y lo que es peor, parecen demasiado altas. Incluso en 2014 los 3.258 millones se estiman sin impuesto de patrimonio, que teóricamente sólo va a estar vigente en 2012 y 2013. Ahora con las medidas de Rajoy los números van a cambiar. Veremos lo que nos plantea el Gobierno de UPN, y veremos qué hace con el impuesto de patrimonio.

La tercera conclusión, consecuencia también de lo señalado hasta ahora, tiene que ver con las previsiones de gasto que el Gobierno incluye para el periodo 2012-2014. Lo más importante: en la versión disponible, el Gobierno ha elaborado las previsiones de gasto para, teniendo en cuenta los ingresos, cumplir los objetivos de déficit del 1,1% y del 1% anteriores para 2013 y 2014. Ahora esos objetivos son del 0,7% y del 0,1%. Eso significará en la práctica unos 75 millones y unos 170 millones menos de margen en 2013 y 2014. Casi nada. En cualquier caso, en la versión disponible del plan, el Gobierno propone un gasto corriente (dejando fuera inversiones y transferencias de capital) para el periodo 2012-2014, de 3.144, 3.172 y 3.250 millones respectivamente, habiendo sido de 3.126 en 2011. El único concepto que sube los tres años son los intereses que tenemos que pagar por nuestras deudas cada vez mayores, que pasa de 58 millones en 2011, a 73, 91 y 108 millones respectivamente. El resto, al menos en 2012 y 2013, el Gobierno los mantiene congelados en relación con 2011. En lo que se refiere a los gastos de capital (inversiones y transferencias de capital), el Gobierno propone para el periodo 2012-2014, respectivamente, 542, 552 y 502 millones, frente a 417 millones de 2011. Recordemos que estas cifras, aparentemente positivas, tienen una trampa. En los 417 millones de 2011 sólo había 4 millones de TAP y en los tres años siguientes se han incluido respectivamente 134, 129 y 46 millones. Hay que tener claro que estos millones del TAP o se gastan en TAP o no se gastan. No se pueden gastar en otra cosa, porque son a cuenta del Estado y por lo tanto no cuentan como gasto de Navarra. Si se gastaran en otra cosa, sí contarían como gasto de Navarra y obligarían a recortar a su vez de otro sitio. En cualquier caso, también aquí los números van a cambiar. Veamos qué nos dice UPN.

En resumen, como decía en un artículo anterior, en 2012, con la gestión de UPN y PSN ya nos ha pillado el toro, y estamos otra vez sufriendo recortes dolorosos, soportando el argumento de que no queda otro remedio. No tiene por qué ser así para 2013 y 2014. Pedimos al Gobierno de UPN que nos ponga previsiones realistas para 2013 y 2014 cuanto antes encima de la mesa. Que nos presente una versión actualizada del plan económico-financiero para el periodo 2012-2014 cuanto antes. El debate tiene que abrirse en profundidad y con tiempo. El debate debe afectar a los tres sumandos de la ecuación: al ingreso, al gasto y a los objetivos de déficit. ¿Nos vamos a conformar con que UPN, esta vez sí, en minoría, tome una decisión tan relevante como la de apoyar una reducción brutal de los objetivos de déficit sin recabar previamente el apoyo del Parlamento? Y lo que es más grave, ¿hubiera podido el PP imponernos  esos objetivos, aun con la oposición de UPN, aduciendo que una mayoría de las comunidades, casi todas las gobernadas por ellos, lo aprobaban? ¿Dónde queda nuestro autogobierno y la tan cacareada bilateralidad? En lo que se refiere a los gastos, por supuesto que tenemos que estar abierto al estudio y análisis de todo aquello que suponga mejorar la eficiencia de la administración en la prestación de unos servicios públicos de calidad,  pero lo tenemos que hacer desde aquí, sin que nos dicten desde Madrid una y otra vez lo que tenemos que hacer. Ya está bien de tanta legislación básica. Y finalmente,  debemos abrir el melón de los ingresos públicos en profundidad, sin agobios de última hora. En eso nuestro grupo va a trabajar en profundidad. Es un debate que tendremos que tener en otoño, antes de que nos llegue la propuesta de presupuestos de 2013. Y para eso la información a tiempo es fundamental. Por favor, no hagamos un año más lo de “patada adelante” y luego ya meteremos la tijera. La ciudadanía espera de nosotros un trabajo más serio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s