La COMISIÓN EUROPEA solo se pronunciará ante una secesión en situaciones concretas que planteen los Estados

La Comisión Europea solo se pronunciará sobre las consecuencias legales que tendría en la UE un proceso de secesión “a petición de un estado miembro que detallase una situación concreta”. Así lo señala el Presidente del ejecutivo comunitario José Manuel Durao Barroso en respuesta a una pregunta de cuatro miembros de la eurocámara encuadrados en el PNV, Convergencia i Unió e Iniciativa Per Cataluña. Barroso, en cambio no ha citado, como se le pedía, en qué artículos de los tratados puede fundamentarse la expulsión de la Unión de las personas que, siendo ciudadanas de la UE, apuesten expresamente por seguir siéndolo desde una nueva realidad estatal. 

José Manuel Durao Barroso en esta respuesta a una pregunta parlamentaria califica esta temática como “cuestiones de organización interna relacionadas con disposiciones constitucionales de los estados miembros”. Además reitera que un caso de separación de un estado miembro o creación de uno nuevo “no tendría carácter neutro en relación con los tratados de la UE”. Sin embargo no adelanta consecuencias más concretas pues  insiste en que la Comisión Europea “solo se pronunciará sobre las consecuencias legales de una secesión con arreglo a la legislación de la UE a petición de un estado miembro que detallase una situación concreta”. Finalmente recuerda que en lo relativo a la cuestión general de la adhesión de los estados a la Unión Europea “este proceso debe ajustarse plenamente a los procedimientos previstos en los Tratados de la UE”.

En su pregunta los miembros de la eurocámara recordaban a la Comisión que en los tratados no existe previsión alguna sobre cómo abordar el proceso de secesión en el seno de un estado miembro y señalaban que determinadas interpretaciones jurídicas de la legislación internacional como la denominada «ampliación interna de la Unión» afirma que son las personas, y no los Estados, las titulares del principio de identidad y nacionalidad. En consecuencia, en el caso de un proceso de secesión desarrollado democráticamente por ciudadanos europeos, estos conservarían tal condición al no existir previsión alguna en sentido contrario en los tratados.

Por ello, Bilbao, Romeva, Tremosa y Sedó preguntaban expresamente a la Comisión Europea  sobre el precepto de los tratados en que podría basarse la expulsión de ciudadanos europeos que lo son y quieren seguir siéndolo y también se interesaban sobre como piensa afrontar la Comisión posibles procesos de este tipo si, junto a la secesión, la ciudadanía implicada apuesta expresamente por continuar en la UE. Ninguna de estas cuestiones ha sido respondida por el Presidente de la Comisión Europea.

La Eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao Barandica a la vista del contenido de la respuesta ha señalado que “sigo convencida de que en un caso de secesión producido de modo democrático en el seno de un estado miembro no hay texto legal alguno en la legislación europea que permita quitar su ciudadanía europea a personas que la disfrutan y apuestan por seguir haciéndolo. Igualmente creo que cuando existe una mayoría social y política suficientemente relevante a favor de una decisión de este tipo estamos rente a una cuestión que solo puede resolverse con dialogo y democracia y nunca con amenazas, exclusiones o vetos. A ese tipo de receta solo se pueden sumar quienes no creen en la Democracia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s