Archivo de la categoría: Ander Muruzabal

El Congreso

  No necesito amigos que cambien cuando yo cambio y asientan cuando yo asiento. Mi sombra lo hace mucho mejor. Plutarco

   Vaya por delante que del XXXVIII Congreso del PSOE nadie podía esperar cambio alguno dado el perfil de quienes pretendían liderarlo, para cambiar no solo es precisa la intención sino la propia capacidad, y tampoco cabía confiar mucho en quienes les jaleaban haciendo caso omiso al sabio consejo de Plutarco que da comienzo a este artículo y que viene que ni pintado a las sombras de Rubalcaba y Chacón.

   Quizás no eran tiempos de mudanza sino de reflexión, y el verdadero cambio haya sido pospuesto para mejores tiempos y circunstancias pero toda la parafernalia propagandística escasamente ha sido capaz de ocultar que Rubalcaba no era más que una vuelta a los cuarteles de invierno a lamerse las heridas” a la espera de mejor oportunidad sin destruir lo poco que queda del proyecto socialista, y Chacón la representante más genuina de los responsables, o irresponsables, de la debacle. Sigue leyendo

Anuncios

Jurassic Park

   “Al final la vida se abre camino”… es la frase con que John Hammond el iluminado creador de ese “circo de pulgas” que era el Parque Jurasico pone final a la saga de Michael Crichton, avalando así la teoría de que hay cosas que no se pueden controlar.

   De alguna manera eso es lo que ha estado pasando con la política europea y mundial tras la segunda gran guerra y de una manera mucho más acentuada desde la caída del “Muro de Berlín” y el fin de la Guerra fría, que algunos aprendices de domador de pulgas, ya sean del mundo financiero, del político o de la perversa mezcla entre ambos, han conseguido crear un Parque Jurasico político a escala global. Sigue leyendo

¡Es la economía, imbécil!

  Y de esta forma breve, concisa y no falta de ironía, puso la piedra en que cimentar su triunfo electoral Bill Clintón ante un estupefacto George Bush padre que aún a día de hoy sigue sin entender nada.

   Como parece que no hemos entendido nada los nacionalistas vascos que vivimos estos años ya de crisis, la mejor oportunidad que hemos tenido en siglos para avanzar en el camino de nuestra construcción nacional, entretenidos en anécdotas soberanistas, estatutos a cuatro, el conflicto, los presos y no se cuantas zarandajas más perfectamente asumibles por España, mientras desde Madrid se orquesta una campaña recentralizadora, arramplando incluso con su propia sacrosanta Constitución, que amenaza seriamente el único vestigio realmente nacional que nos queda; el Concierto y el Convenio, ante la sordera de los que creemos en este país y el regocijo de quienes aspiran a un “sano regionalismo”. Sigue leyendo